ESTA POBRECITA TIERRA

$8.000$10.000

Ver, mirar, oír… La inutilidad de estas acciones cuando somos testigos de un fenómeno es denunciada por Juany Rojas, mostrando que el poeta es un testigo privilegiado porque no mira, observa, y porque no oye, escucha… La tierra, “arrebozada en un chal mortuorio”, es vestida por Juany con los ropajes de versos poseedores de tanta fuerza como la de aquellos fatídicos 3 minutos que transformaron el sosiego en gritos de terror.

Limpiar
SKU: 142 Categoría: